• Álbumes digitales

    Mi madre siempre me dice lo mismo: “Hijo, tanta cámara moderna pero al final nunca veo las fotos”. Y es cierto, ese ritual de llevar el carrete a revelar (¿en que siglo era esto?) y tras las espera impaciente de 1 o 2 días ir a por ellas para disfrutarlas en familia, ya es historia. En esta entrada voy a intentar dar soluciones a este problema (la mayoría las conoceréis pero seguro que ayudo a alguien) y ver cómo podemos volver a experimentar esa sensación del carrete pero ayudados por los servicios que se ofrecen en Internet.

    Y es que ahora ya no hay emoción por ver como han quedado las fotos porque las vemos al momento de hacerlas e incluso las borramos si salimos con cara rara. Eso sí, no escatimamos en tirar fotos y fotos, cosa que con el carrete íbamos midiendo con cautela para no gastarlo.

    Trabajar con fotos digitales requiere de un esfuerzo adicional y de algunos conocimientos de informática básica. Lo que antes se limitaba a saber meter el carrete en la cámara (cosa no tan fácil en determinados casos), a rebobinarlo correctamente (las últimas cámaras ya lo hacían automáticamente), y a entregar el carrete en tu tienda de fotografía favorita. Hoy en día hasta la cámara más barata dispone de multitud de funciones y se necesitan ciertos conocimientos de informática para saber tratar y almacenar las fotos que hemos realizado. También es cierto que conozco gente que solo almacena las fotos en las tarjetas SD y “no han visto” un equipo en su vida, un error a mi parecer.

    Primeros pasos

    Lo primero que recomiendo a la hora de mantener un álbum de fotografía digital es disponer de disco duro especifico para ello. Hoy en día disponemos de multitud de opciones y a precios muy accesibles, desde un simple disco USB externo, a discos con conexión LAN o WiFi, e incluso pequeños NAS con varios discos montados en RAID que nos proporciona una seguridad adicional en caso de fallo de disco. En caso de disponer de solo un disco sería conveniente realizar copias de seguridad frecuentemente para evitar algún infarto que otro. Como alternativa a esta copia de seguridad local podemos utilizar servicios en la nube de almacenamiento de ficheros como por ejemplo Dropbox o SugarSync.

    Una vez solucionado el tema del almacenamiento nos debemos enfocar en cómo vamos a gestionar nuestra biblioteca de fotos. Habrá quien prefiera gestionar manualmente las carpetas y crear una carpeta por cada álbum, separar los vídeos de las fotografías, u organizarlas por fechas. En cualquier caso recomiendo el uso de un software específico para organizar las fotos. Existen soluciones profesionales que nos permite gestionar todo el flujo de trabajo desde el revelado hasta la gestión de álbumes, pero esta entrada va destinada a usuarios de consumo sin grandes conocimientos ni de informática ni de fotografía. Por ello mi recomendación personal es Picasa (disponible también en Mac, amén de iPhoto).

    Gestionar la biblioteca

    Picasa es un software sencillo que nos permite gestionar nuestra biblioteca de una manera eficiente y accesible además de otras muchas funciones:

    • Edición de fotos. Como eliminación de ojos rojos automática, mejora del contraste, efectos de edición avanzados.
    • Etiquetado social. Permite publicar y comentar fotos directamente en Google+.
    • Detección de caras. Permite buscar y agrupar fotos por las personas que están en ellas de manera automática.

    Picasa es un software creado por Google. Recomiendo que si aún no tenéis una, os creéis una cuenta Gmail debido a la integración que este software hace con el servicio de correo de Google. Al crearnos una cuenta Gmail automáticamente dispondremos de 1 GB de almacenamiento gratuito para poder subir fotos y vídeos. 1 GB os parecerá poco diréis, pero aquí viene lo mejor, las fotos de 2.048 x 2.048 píxeles o de un tamaño inferior y los vídeos de un máximo de 15 minutos de duración no se contabilizan en la cuota de almacenamiento gratuita. Cierto es que las cámaras modernas disparan fotos con resoluciones superiores, pero si queremos subir fotos con resolución superior lo podremos hacer igualmente aunque restando tamaño de ese giga gratuito.

    No obstante disponer de una copia integra de todas nuestras fotografías, aunque sea a una resolución inferior, es un alivio y nos dará una garantía adicional en caso de algún desastre. Además es una forma muy sencilla de compartir fotos  o de visualizarlas desde dispositivos móviles en cualquier parte y en cualquier momento. Ahora mi madre ya no me puede decir que no puede ver las fotos cuando quiera.

    Picasa paso a paso

    Vamos con unos tips para el uso de Picasa. Como ya he comentado antes, para poder utilizar todas las funciones que ofrece Picasa necesitamos disponer de una cuenta de GMail. Además de tener una cuenta Gmail debemos unirnos a Google+ ya que Picasa utiliza el servicio Google Fotos que ahora está integrado en la red social Google+. Para unirnos a Google+ es tan sencillo como sigue:

    • Accedemos a nuestra de cuenta correo de Gmail
    • En la parte superior izquierda, donde aparece nuestro nombre, hacer clic en nuestra dirección de correo y pulsamos Únete a Google+:
    • Tras rellenar un par de datos más, ya estamos en disposición de utilizar Google Fotos.

    Una vez descargado Picasa e instalado, lo abrimos. La primera vez que lo utilizamos nos preguntará si queremos buscar fotos en nuestro equipo. Solo nos dá 2 opciones, Mis Documentos o todo el equipo. De momento le damos a Mis Documentos aunque luego esto lo podremos cambiar.

    Lo siguiente que vamos a hacer es conectar Picasa con nuestra cuenta de Gmail. Para ello en la parte superior izquierda disponemos de un enlace

    Introducimos nuestras credenciales de Gmail y listo, ya estamos conectados. Desde este momento ya podemos sincronizar con la web y compartir nuestras fotos.

    En la parte superior izquierda de cada carpeta tenemos un botón que automáticamente habilita la sincronización. Si desplegamos las opciones del botón compartir veremos todo lo que podemos hacer.

    Si no tenemos habilitada la sincronización no podremos realizar ninguna acción. Destacar estas tres opciones:

    • Ancho máximo: 2.048. Opción por defecto. Con esta opción las fotografías que guardaran en Google Fotos reducirán su ancho a un máximo de 2.048 pixeles. Esta opción es la que nos permite que las fotos que subamos no resten el espacio gratuito de 1 GB. Por lo tanto con esta opción marcada podremos sincronizar tantas fotos como queramos, sin ningún tipo de limite (ni siquiera de subida como si lo tienes otros servicios como Flickr)
    • Imágenes tamaño original. Con esta opción subiremos a la nube la versión original de nuestra foto, pero ocupará espacio del giga gratuito de que disponemos.
    • Copiar URL. Para compartir un albúm basta con seleccionar esta opción y pegar el enlace en un correo. Todo aquel que reciba el enlace podrá visualizar las fotos. Eso sí, ten cuidado porque si el enlace le llega a otra persona podrá acceder igualmente. Lo ideal para compartir solo con quien queramos es que la otra persona también tenga Google+ y por lo tanto necesitará acceder con su cuenta para poder visualizarlas. Este proceso lo debemos hacer desde Google Fotos.

    Para gestionar las carpetas que Picasa escanea debemos ir al menú Herramientas / Administrador de carpetas.

    Aqui veremos toda la estructura de carpetas de nuestro equipo y para cada una de las carpetas podremos seleccionar 3 opciones:

    • Explorar una vez. Si se trata de una carpeta estática que nunca más va a cambiar seleccionar esta opción.
    • Eliminar de Picasa. Desactiva el escaneo de la carpeta y no se visualiza en Picasa. No quiere decir que se elimine del disco duro.
    • Explorar siempre. Cada vez que ejecutemos Picasa se escaneará la carpeta en busca de cambios.

    A no ser que por razones personales se quiera escanear una carpeta en concreto una sola vez, yo recomiendo tener todas fotos en carpetas individuales (como si fueran álbumes) y tener todas estas carpetas a su vez dentro de una carpeta del tipo Mis Imágenes, la cual marcaremos en Picasa para que la escaneé siempre. Así, si introducimos un nuevo álbum Picasa lo escaneará automáticamente.

    Comentario

    A los que les parezca poco espacio 1 GB y necesiten más ya sea porque quieren subir fotos sin reducir la resolución o porque lo necesites para almacenar documentos en Google Docs, existe una opción para ampliar la capacidad. Por sólo una cuota anual de 5$ (unos 4€) dispondremos de 20 GB. Actualmente es de las cuotas más baratas que existen en el mercado.

    Por mis entradas os puede parecer que publicito mucho Google (que si Google Apps, Gmail, Picasa, …). Pero lo cierto es que funciona muy bien. Me gustan las cosas que funcionan y por eso os lo cuento. Otro día os contaré otra de las cosas que me gustan, Google Docs (y sobre todo los formularios). Con cosas así no te extrañe que te hable de Google muchas veces.

    Os espero en otra entrada pensadores…

    P.D.: Para los amantes del papel (Vampirro) otro día publicaré una entrada sobre servicios de impresión de fotos. Lo iba a incluir aquí pero no quiero hacer los post demasiado largos que la peña se me aburre…

    Post Tagged with , , , ,

2 Responsesso far.

  1. Vampirro dice:

    Aunque no es el objetivo de este texto, personalmente no es lo mismo ver las fotos en una pantalla (la que sea) que tenerlas en papel. ¿Para cuándo una comparativa sobre servicios de impresión de fotografía? 😀

Deja un comentario

Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más info

La ley nos obliga a comunicarte la obviedad de que este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación.

Ciérrame