• Windows 8, ¿qué nos depara?

    La aparición de un nuevo sistema operativo siempre provoca cierta intriga sobre qué novedades será capaz de ofrecer. Quizá ahora esta intriga ha ido enfocándose hacia los gadgets desde que la fiebre del iPhone hizo su aparición. Pero esta nueva versión de Windows tiene mucho que decir y además tiene mucho que ver con la revolución iniciada con el teléfono de Apple y ya asentada con el iPad. Estamos hablando de la integración entre dispositivos móviles y nuestros PC de escritorio.

    A Microsoft no le hace falta otro Windows. El 7 ha demostrado ser un sistema estable y con buen rendimiento. Ni que decir tiene que a la mayoría de la empresas tampoco, máxime cuando ahora mismo están dedicando tiempo y dinero en migrar sus parques de PCs de última generación con Windows XP a Windows 7. Windows 8 nace como una necesidad que el mercado ha impuesto a Microsoft para que no se quede anclada en la era PC. En su momento Windows 7 nació con capacidades táctiles y prueba de ello fueron algunos experimentos como el HP TouchSmart demostrando la ineficiencia tanto del sistema operativo como del propio usuario a la hora de trabajar (más allá de la mera novedad que no ha pasado de jugar a hacer zoom con Google Maps o de hacer tres garabatos en el Paint). “Para todo lo demás mastercard” que diría el anuncio, es decir, teclado y ratón de toda la vida.

    Tras el nacimiento del iPad han sido numerosas las marcas que han lanzado sus tabletas con distintos sistemas operativos: WebOS, Android, Bada. El que ha cosechado más éxito sin duda es Android, aunque continúa su evolución ya que tampoco nació pensado para una tableta y sus capacidades táctiles aún le van a la zaga a iOS. También en los últimos meses se están lanzando tabletas basadas en x86 que llevan preinstalado un Windows 7 y el cual “se arrastra” literalmente por el hardware y cuyo manejo táctil es bastante tosco.

    La solución a corto plazo que ofrece Microsoft a todo esto es Windows 8. Windows 8 soportará arquitecturas SoC (System on a Chip) incluídos los sistemas basados en ARM, además de la arquitectura x86 tradicional (si dispones de un tablet con esta arquitectura prueba la RC de Windows 8 y comprueba la diferencia por ti mismo).

    Las principales novedades que integrará son las siguientes:

    Interfaz Metro Sin duda la novedad estrella y que permitirá el uso táctil avanzado del sistema. Una especie de Windows Mobile con aplicaciones específicas para esta interfaz con su propia tienda.
    Sistemas alternativos de entrada En lugar de utilizar la tradicional contraseña los usuarios pueden crear un pin de 4 dígitos o mediante gestos en la pantalla. Tampoco es que sea gran cosa pero sin duda es una novedad con respecto a anteriores Windows.
    Barra de tareas Por fin podremos disponer de una barra de tareas extendida en varios monitores. La configuración del escritorio es totalmente personalizable, permitiendo por ejemplo tener distintos fondos de escritorio en cada uno de los monitores (algo que ya se podía hacer con algunos drivers de la tarjeta de video) y nos permite anclar aplicaciones Metro en los distintos escritorios. Otra de las novedades viene dada por la desaparición del mítico botón Inicio.
    Windows Explorer Con Windows Explorer no me refiero al Internet Explorer sino al navegador de archivos de toda la vida. La novedad es que ahora incorpora la Cinta de Opciones o Ribbon al igual que la suite ofimática Office. Esto es una ventaja a la hora de tener al alcance del dedo funciones antes solo accesibles por menú.
    Integración con Windows Live Podremos iniciar sesión en nuestra máquina con nuestro ID de Windows Live, proporcionándonos total integración con los servicios en la nube de Microsoft como SkyDrive.
    Windows To Go Esto es una característica que nos permitirá tener nuestro  Windows 8 instalado en un pendrive al más puro estilo LiveCD de las distribuciones de Linux. Una característica, que si bien ya se podía hacer antes con algún que otro software, ahora va a ser soportado de manera oficial.
    Virtualización Por primera vez un Windows de escritorio incorporará el avanzado sistema de virtualización de los server Hyper-V, además de otras características como la virtualización del espacio (Storage Space).

    Otras características son el soporte nativo de USB 3.0, soporte UEFI, y arranque rápido del sistema con Hybrid Boot.

    Otras de las novedades que traerá, y que ha bebido directamente de la revolución de Apple, es la tienda de aplicaciones la cual proporcionará aplicaciones para la interfaz Metro.

    A mi parecer Windows 8 tendrá cabida en el mercado de consumo, no así en el profesional, el cual requerirá de algunos meses, sino años, de adaptación. Esperamos una versión RC de Windows 8 por junio de este año, la cual ya nos mostrará la versión cuasi final del mismo (aunque la Consumer Preview tiene ya muy buena pinta)

    Conclusión

    Windows 8 sigue siendo un paso intermedio para la fusión total entre equipos de sobremesa y dispositivos móviles aunque ya está muy cerca. Los interfaces se están mejorando día a día y naciendo algunos nuevos, como por ejemplo los oculares (Tobii) que nos permitirá controlar nuestro equipo con solo la mirada (mucho más limpio y cómodo que andar poniendo los dedazos por la pantalla), o algo mucho más cercano y actual como es el control táctil de un AppleTV desde un iPad, que nos permite manejar la interfaz del AppleTV tocando la superficie del iPad como si estuviésemos tocando la pantalla del televisor.

    Web | Windows 8 Consumer Preview

3 Responsesso far.

  1. Vampirro dice:

    Desde mi (siempre humilde) punto de vista, esta es la última bala de Microsoft para volver a estar en el candelero. Si no funciona, se convertirá en una especie de IBM, un gigante que una vez lo dominó, que gana mucha pasta, que tiene mucho poder… pero que ya no es lo que era.

    • iCañizares dice:

      Totalmente de acuerdo, con la salvedad de que Windows todavía será un estándar por mucho tiempo. Eso sí, cada vez somos mas independientes del PC, la mayoría de los servicios son web, incluso los ERP de las empresas y no es necesario un PC para utilizarlos. El PC se verá relegado a uso profesional y los usuarios de a pie a utilizar Apps.

      • Vampirro dice:

        Claro, del mismo modo que IBM sigue siendo el gigante en mainframes y similares, pero sin embargo lo que dice IBM ya no va a misa.

        Los PCs seguirán en su (gran) mayor parte tirando con Windows, pero el futuro emperador de la informática será móvil y estará alejado del PC. Yo apuesto por Google, ya domina la web y Apple no puede competir en cuota de mercado con Android (aunque sea el principal fabricante de smartphones y la que más pasta gana).

Deja un comentario

Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más info

La ley nos obliga a comunicarte la obviedad de que este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación.

Ciérrame