• Kodi (XBMC) y Raspberry Pi, la combinación perfecta (I)

    Hace unos meses os presenté XBMC, el centro multimedia de código abierto que nos permitía una gran flexibilidad tanto en lo referente a gestionar nuestra biblioteca multimedia como a consumir servicios de streaming desde internet. XBMC (Kodi próximamente) es un software multiplataforma, esto quiere decir que está disponible para multitud de sistemas (PC, Mac, Linux) y una de las soportadas se denomina Raspberry Pi. Si piensas que este nombre pertenece a una multinacional de dispositivos móviles con teclado, no sabes de qué te estoy hablando. Sigue leyendo y descúbrelo.

    ¿Qué es Raspberry Pi?

    Bueno para empezar esta serie dedicada a XBMC y Raspberry Pi vamos a comenzar por lo básico y es explicar de qué trata este dispositivo con ese nombre tan raro. Pues bien Raspberry Pi es básicamente un ordenador de bajo coste (tan bajo coste que su precio es de poco más de 30 €). Se trata de una pequeña placa que incluye todo lo necesario para hacer correr un Sistema Operativo, es decir, un procesador, memoria, y un chip gráfico. Por supuesto incluye las interfaces necesarias para comunicarse con el exterior como son un puerto ethernet, puertos USB, salida HDMI y de audio, y un lector de tarjetas SD (o microSD en la última versión de la placa) que hace las veces de disco duro donde albergar el SSOO.

    Por supuesto, este hardware tiene sus ventajas y sus incovenientes. Las ventajas son:

    • Bajo coste. En torno a 30 € la placa, luego hay que añadir carcasa, alimentación y tarjeta SD.
    • Bajo consumo. El último modelo, B+, consume 3.0 W, una ridiculez vamos.
    • Pequeño tamaño. 8,5 cm x 5,4 cm.

    Los inconvenientes (si es que se pueden llamar así) son:

    • Potencia limitada. (un único core a 700 MHz con capacidad soportada de overclocking hasta 1 GHz).
    • Sistemas Operativos dedicados. No podemos instalar un Windows. Al tratarse de arquitectura ARM debemos de utilizar distribuciones específicas para este sistema (normalmente basadas en Linux).

    Bien, llegados a este punto quizá todavía no te haya picado el gusanillo de comprarte una, pero como sé que cuando leas el resto del artículo si que lo harás (si es que aún no tienes una), te adjunto un par de links de distintos packs a buen precio que puedes adquirir en Amazon:

    Raspberry Pi B+ Solo placa | 33,80 € | Link
    Raspberry Pi B+ Kit de inicio | 59,95 € | Link
    Raspberry Pi B+ Kit avanzado | 68,99 € | Link

    Un requisito esencial para poder utilizar las Raspberry Pi es que el monitor o pantalla de TV que utilicemos debe tener un puerto HDMI o DVI (para este último sería necesario un conversor de HDMI a DVI como este), ya que las últimas versiones no disponen de salida analógica de vídeo (y además no la recomiendo ya que perdemos mucha calidad).

    Por otra lado, es altamente recomendable comprar una carcasa, por lo que si decidimos comprar solo la placa busca una carcasa que se adapte a tus gustos. Esto nos facilitará instalar la Raspberry Pi o simplemente dejarla apoyada sobre una mesa sin que sus componentes se vean expuestos a posibles cortocircuitos.

    Como compra adicional (si es que no viene en el kit) podemos adquirir un adaptador WiFi. Ya os digo yo que el adaptador WiFi no suele dar muy buen rendimiento y si vais a potenciar el uso del streaming, es mejor que conectéis por cable de red hasta el router.

    Adaptador WiFi | 6,16 € | Link

    Instalar el software

    Bien ya tenemos nuestra Raspberry Pi y ahora necesitamos instalar el software. En muchos de los kits que incluyen tarjeta SD, esta viene ya preformateada con varias distribuciones para que en el primer inicio elijamos la que queramos y se autoinstala. Bien nosotros vamos a obviar esta facilidad y haremos como si la SD estuviera virgen.

    Como ya os he comentado existen multitud de distribuciones compatibles con Raspberry Pi, aunque yo me voy a centrar en las que incluyen XBMC como uso principal y que actualmente son dos: OpenELEC y RaspBMC. Bien, elegir una u otra dependerá de nuestras necesidades. Yo os voy a explicar las principales diferencias entre ellas y vosotros hacéis la elección.

    OpenELEC

    RaspberryXBMC_03

    OpenELEC significa Open Embedded Linux Entertainment Center se trata de una distribución dedicada a XBMC, muy ligera y de arranque muy rápido. Con esta distribución obtendremos un uso completo de XBMC pero estaremos más limitados en cuanto al manejo del sistema Linux que hay por debajo. Por ejemplo no podremos instalar paquetes que nos ofrezcan servicios a nivel de Sistema Operativo como por ejemplo un servidor de descarga de Torrent. Es por ello que esta distribución es ideal para aquellos que no pretendan conectarse mediante terminal para trastear con Linux, y simplemente pretendan utilizar XBMC en su versión out-of-the-box (quitando los Add-ons que luego podemos añadir).

    La instalación de OpenELEC es muy sencilla. En este enlace dispones de toda la información pero yo os voy a dar las indicaciones para instalarlo utilizando Windows:

    Requisitos
    • PC con lector de tarjetas SD/MicroSD
    • Windows XP/7/8.x
    • Conexión a internet
    • MicroSD Card de al menos 512 MB y Clase 6 (recomendado 8 GB y clase 10)
    Instrucciones
    1. Descargar la aplicación Win32 Disk Imager desde aqui e instalarlo.
    2. Descargar la última imagen de OpenELEC desde aqui (la que tenga el prefijo [Diskimage]) y descomprimir (con 7-Zip por ejemplo) hasta obtener un fichero con extensión .img.
    3. Insertar la tarjeta MicroSD en el lector (tiene que aparecer en el sistema como una nueva unidad, por ejemplo, F:)
    4. Abrir la aplicación Win32 Disk Imager, seleccionar el fichero .img descomprimido anteriormente y verificar que la letra de la unidad destino coincide con la de la tarjeta SD.
    5. Pulsar sobre el botón Write.

     

    RaspBMC

    RaspberryXBMC_04

    RaspBMC también es una distribución dedicada a XBMC pero a diferencia de OpenELEC contiene una distribución completa de Linux (basada en Debian) que nos permite realizar más cosas y trastear con los programas que se ejecutan por debajo de XBMC. En versiones anteriores el tiempo de arranque era bastante alto en comparación con OpenELEC aunque en las últimas versiones este tiempo se ha visto reducido drásticamente y es prácticamente idéntico a OpenELEC. En cualquier caso la idea de estos sistemas es que estén encendidos todo el día por lo que no hay que arrancarlos de cero continuamente.

    Otra ventaja de RaspBMC frente a Open ELEC es que la instalación por defecto realiza un ‘overclock’ del procesador hasta los 800 MHz haciendo más fluida la experiencia de uso. En ambas distribuciones podemos incrementar esta velocidad (hasta 1 GHz) pero es necesario modificar unos ficheros para realizarlo. Lo veremos en sucesivas entregas.

    La instalación de RaspBMC es incluso más sencilla que OpenELEC.

    Requisitos
    • PC con lector de tarjetas SD/MicroSD
    • Windows XP/7/8.x
    • Conexión a internet
    • MicroSD Card de al menos 2 GB y Clase 6 (recomendado 8 GB y clase 10)
    Instrucciones
    1. Descargamos el instalador de Windows desde aqui y descomprimimos el archivo ZIP en una carpeta (con 7-Zip por ejemplo).
    2. Insertar la tarjeta MicroSD en el lector (tiene que aparecer en el sistema como una nueva unidad, por ejemplo, F:)
    3. Ejecutamos el programa setup.exe (es posible que nos aparezca el aviso de control de cuentas de Windows si usamos Vista o posterior ya que se necesitan permisos de administrador)
    4. Nos aparecerá una ventana como esta:
    5. La tarjeta SD nos aparecerá en la lista. La seleccionamos.
    6. Marcamos la opción “I accept the license agreement
    7. Pulsamos sobre el botón “Install“.

     

    Para finalizar la instalación

    El siguiente paso, tanto si has instalado OpenELEC como RaspBMC, sería insertar la SD en la Raspberry Pi y conectarla a la TV para seguir los pasos que se nos indique en pantalla. Es recomendable conectar un teclado y un ratón durante esta primera configuración así como un cable de red con acceso a internet (obligatorio en el caso de haber instalado RaspBMC).

    Podemos instalar nuestra Raspberry Pi (siempre con carcasa) por detrás de nuestra pantalla ya sea utilizando cinta doble cara o sobre tornillos aprovechando las roscas para colgar de los paneles LCD. Si ademas nuestra TV tiene puertos USB podemos alimentar las Raspberry directamente desde esos puertos con un cable USB-MicroUSB y ya solo nos haría falta conectar el cable HDMI. Una instalación limpia y sin complicaciones.

    Uso del dispositivo

    Para controlar la Raspberry Pi tenemos múltiples opciones. La de conectar un teclado y ratón solo os la he recomendado para la instalación inicial. Evidentemente el lugar ideal para este dispositivo es el salón, y controlarlo desde un teclado con cable desde el el sofá no es la mejor manera. Las opciones serían las siguientes:

    El propio mando de la TV

    No, no me he vuelto loco. HDMI dispone de un protocolo denominado CEC (Consumer Electronics Control) que es soportado por XBMC. Evidentemente si estamos usando el conversor a DVI, esto no nos funcionará. Desde luego este método de control parece magia y es como si nuestra tele se hubiera convertido en una SmartTV.

    Ahora dirás, ¿mi tele tiene CEC? Pues depende. Normalmente los fabricantes implementan una versión “personalizada” de CEC (SimpLink en LG, Anynet+ en Samsung, Bravia Link en Sony, etc.) aunque todos son lo mismo. Es cierto que dependiendo del fabricante funcionaran unos botones u otros, pero ya os enseñaré a “remapear” estos botones para que hagan lo que nosotros queramos.

    Aplicaciones móviles

    Hoy en día todos tenemos un smartphone ya sea con iOS, Android o Windows Phone. Existen aplicaciones de control de XBMC para todas estas plataformas:

    Official XBMC Remote | iOS | Link
    Official XBMC Remote | Android | Link
    xbmc remote free | Windows Phone | Link
    XBMC Constellation | iOS | Link

    Tan sencillo como descargar y estar conectados por WiFi a la misma red local donde esté el XMBC (si tenemos varios nos detectará todos). Desde este momento tenemos un mando a distancia para nuestra Raspberry Pi. Además accederemos a todo el contenido que tenga registrado XBMC como veremos en entradas posteriores.

    Dispositivos inalámbricos

    Como última opción tendremos la posibilidad de controlar las Raspberry mediante dispositivos inalámbricos:

    • Podremos conectarle un teclado y ratón de lo que vienen con su propio emisor como, por ejemplo, el teclado y ratón de Logitech MK220.
    • Un mando a distancia de infrarrojos como el Hama MCE.
    • El mando a distancia Air Fly Mouse, que incluye un teclado y la posibilidad de controlar un ratón en pantalla moviendo el mando en el aire (como en la Wii).
    • Conectado un Bluetooth USB para poder conectar cualquier dispositivo Bluetooth que tengamos como el Asus USB-BT400.

    Logitech MK220 | 19,90 € | Link
    Hama MCE | 18,99 € | Link
    Air Fly Mouse | 15,88 € | Link
    Asus USB-BT400 | 11,00 € | Link

    Resumen

    Ya tenemos nuestra instalación básica de Raspberry Pi + XBMC. Hemos descargado el software, instalado el SSOO en la SD, conectado la Raspberry Pi a la TV y conectado el control remoto de la misma. A partir de ahora todo son configuraciones adicionales que iremos realizando en próximas entradas para sacarle todo el juego a esta fabulosa combinación.

    ¡Hasta la próxima pensadores!

    Post Tagged with , , ,

4 Responsesso far.

  1. […] XBMC y Raspberry Pi, una pareja ganadora […]

  2. […] la primera parte de esta serie os hice una introducción a Raspberry Pi y cómo utilizarla con Kodi (XBMC). Antes de […]

  3. […] Kodi (XBMC) y Raspberry Pi, la combinación perfecta (I) […]

  4. […] Además de lo anterior, tengo 2 Raspberry Pi (una 2 y una 3), la RPi 3 está conectada a un disco externo de 4 TB, tiene una distro de Raspbian y tiene las funciones de servidor NAS (SMB), servidor Plex y servidor Torrent, de momento (este escenario lo desarrollaré en otro artículo) y la RPi 2 tiene un Kodi y está conectado a la TV tal y como os expliqué en la entrada Kodi y la Raspberry Pi, la combinación perfecta. […]

Deja un comentario

Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más info

La ley nos obliga a comunicarte la obviedad de que este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación.

Ciérrame